By Sylvia Ji

By Sylvia Ji
Weder Engel noch Dämon
Vivir o existir

Memoria [ALFA]

domingo, 28 de abril de 2013

Sencillez





"...All that I want
is stillness of heart
So I can start
to find my way
Out of the dark
and into your heart..."

Stillness of Heart
Lenny Kravitz


Levantarse, mirar el patio cuando han transcurrido algunos minutos luego del amanecer, sentir el aire fresco de la mañana, escuchar las aves y sonidos característicos del inicio del día. Gozar de salud; pensar en lo infinito, sonreír dentro y fuera.

Nada como la sencillez. Hacer ejercicios matutinos, tomar el té antes de la ducha; disfrutar del agua y el aroma del jabón. Usar una toalla y aspirar su limpieza, apreciar su suavidad; sentir plenitud.

Saborear el desayuno; una taza de café, café con leche... en la variedad preferida, pues. Leer el periódico, reír con la caricatura del día. Escuchar alguno que otro comentario en los programas de TV para asentir, disentir o reflexionar. Comentar en familia.

Salir al trabajo, universidad, escuela, colegio, diligencias varias, a esa entrevista laboral ... o simplemente, a ver el panorama y a la gente en alguna plaza, durante el trayecto mismo; o en el banquito de un parque, leer un libro u observar la naturaleza. Otros, en casa, con los afanes hogareños. Sentirse vivo.

Luego, el almuerzo y lo que depare el resto del día... Y así, los que tienen eso, se quejan y anhelan más. ¿Para qué? ¿No basta tener salud, que la familia y seres queridos también disfruten de ese don, y solazarse en las cosas simples? Hay quienes están limitados de algunas de ellas, o de casi todas ¡y son dignos de admiración pues aún así viven plenos de esperanza, alegría y agradecimiento, buscando, perseverantes, alcanzar lo básico!

1 comentario:

Estefannya Cáceres dijo...

Es cierto, no hay nada como disfrutar de las cosas sencillas de la vida :) Bendiciones.